Alimentación para mejorar las digestiones

La nutrición es una función vital cuyo objetivo principal es aportar la energía necesaria para el funcionamiento del organismo. En este proceso, el aparato digestivo tiene un papel imprescindible para, a partir de los alimentos ingeridos, obtener los nutrientes que necesitamos absorber y asimilar. En este artículo te contamos cómo funciona la digestión y te damos 12 consejos de alimentación para mejorar las digestiones.

¿Qué funciones realiza el aparato digestivo?

El aparato digestivo tiene 5 funciones principales necesarias para garantizar el correcto funcionamiento del organismo. 

Estas funciones son las siguientes:

Digestión

La digestión comienza en la boca y es el proceso en el que se transforman los alimentos ingeridos en moléculas más sencillas para que puedan ser absorbidas por la mucosa intestinal. Estás moléculas son monosacáridos, aminoácidos, ácidos grasos y monoglicéridos.

Absorción

En este proceso se transfieren los compuestos obtenidos en la digestión (incluidos los micronutrientes) desde la luz del intestino hasta el compartimento extracelular.

Motilidad

Esta función hace posible el transporte del alimento ingerido gracias a la contracción del músculo liso intestinal.

Secreción

Mediante esta función se transfiere agua e iones desde el compartimento extracelular hasta la luz intestinal y se liberan sustancias sintetizadas por las células caliciformes secretoras de moco (fundamental en la función de barrera de la mucosa intestinal) y por las células enteroendocrinas (segregan hormonas endocrinas y paracrinas).

Fermentación

Esta función es realizada por las bacterias de la luz intestinal (microbiota), que tienen un papel fundamental en la digestión de nutrientes y en el buen desarrollo del sistema inmune gastrointestinal (1).

La digestión puede parecer un proceso simple pero, como has podido leer, no lo es. Hace falta una buena coordinación por parte de cada órgano ya que, la alteración de una sola de estas funciones, repercute negativamente en la asimilación de nutrientes afectando a la salud.

Cada patología del aparato digestivo necesita un abordaje dietético enfocado en la misma. No hay una alimentación estándar para todas las afecciones digestivas.

Si no tienes una patología digestiva pero sientes que tienes digestiones pesadas, hinchazón… hay ciertos métodos a los que puedes recurrir para “ayudar” a tu aparato digestivo.

Alimentación para mejorar las digestiones

A continuación encontrarás 12 consejos generales que podrían ayudarte a mejorar las digestiones.

  1. Utiliza técnicas culinarias bajas en grasa (hervido, vapor, horno, papillote, microondas, purés…)
  2. Evita comer platos con temperaturas extremas (muy fríos o muy calientes).
  3. Evita alimentos crudos y alimentos quemados.
  4. Mantén horarios regulares de comidas.
  5. Mastica y ensaliva bien los alimentos.
  6. Come despacio y no te tumbes después de comer.
  7. Evita alcohol, refrescos y bebidas energéticas.
  8. Evita platos y alimentos ricos en sal y azúcares o muy condimentados.
  9. Fomenta el consumo de cereales, derivados y tubérculos. Podría ser interesante escoger cereales y derivados no integrales.
  10. Escoge carne magra, pescado blanco y huevos (sin dejar de lado el pescado azul).
  11. Escoge aceite de oliva virgen extra como fuente de grasa principal.
  12. Realiza pequeños cambios poco a poco. Lo mejor es alterar tu alimentación y tu día a día lo menos posible.

Si quieres mejorar tu sintomatología digestiva a través de la alimentación, tienes alguna patología digestiva o simplemente quieres actuar desde la prevención, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Escrito por Paloma.

Bibliografía:

  1. ES Elsevier Health [Internet]- [citado 12 de marzo de 2024]. Consecuencias nutricionales de las enfermedades digestivas – 9788491131687. Disponible en: https://tienda.elsevier.es/consecuencias-nutricionales-de-las-enfermedades-digestivas-9788491131687.html

Deja un comentario