Cómo diferenciar entre comer por hambre o comer emocional

Un tema muy frecuente en consulta, en redes sociales y en conversaciones informales está relacionado con cómo diferenciar entre comer por hambre o comer emocional o si tenemos hambre fisiológica o estamos comiendo con ansiedad

En este artículo hablaremos sobre el hambre físico, la saciedad y el hambre emocional y trataremos de dar respuesta a esta cuestión que muchas veces nos hace sentir que no tenemos el control sobre nuestras decisiones alimentarias.

Qué es el hambre

El hambre es la necesidad fisiológica del organismo de ingerir alimentos que aparece de forma progresiva y gradual.

Es una señal de déficit de energía que desencadena en un cambio de comportamiento con la finalidad de ingerir alimentos.

La ingestión y digestión de los alimentos es una función vital controlada por la interacción entre el tracto gastrointestinal y el cerebro.

Cuando el tracto gastrointestinal detecta una falta de comida se generan las señales de hambre, que estimulan la ingesta de alimentos.

Qué es la saciedad

La saciedad es la sensación que indica que estás satisfecho y no necesitas comer más.

Al comer, la sensación de hambre disminuye y aumenta la sensación de saciedad, contribuyendo a la interrupción de ingerir más alimentos.

El ciclo vuelve a empezar con la disminución progresiva de la sensación de saciedad y el aumento de la sensación de hambre.

Cómo diferenciar entre comer por hambre o comer emocional

Existen diferentes señales que pueden ayudarte a diferenciar entre comer por hambre o comer emocional y a detectar si lo que tienes es hambre fisiológica, apetito o hambre emocional.

Cómo identificar el hambre fisiológica

Algunas de las señales que pueden indicarte que tienes hambre fisiológica son:

  • Aparece de forma paulatina con sensaciones de vaciado gástrico, ruidos abdominales, salivación
  • No quieres un alimento en concreto sino cualquiera. La tendencia no es a preferir un alimento especialmente sabroso sino voluminoso.
  • Cuando después de comer sientes que tu estómago está lleno te sientes satisfecho y puedes parar de comer.
  • Suele terminar con plenitud y bienestar.
  • Suele aparecer a unas horas concretas siendo normalmente las horas de comer habituales o un poco antes.

Cómo identificar el apetito

A la hora de identificar el apetito, estas son algunas de las señales que podrías identificar:

  • Te apetece un alimento en concreto. Suelen apetecer más alimentos sabrosos que generen placer al comerlos.
  • Aparece de repente. Sobre todo al ver o recordar el alimento que posteriormente te va a apetecer. No importa la hora ni si has comido hace poco, puede aparecer en cualquier momento.
  • Es difícil controlar la ingesta e identificar las señales de hambre como de saciedad.
  • Es habitual que aparezcan sentimientos de culpa y remordimiento después de comer e incluso sensación de pesadez.

Cómo identificar el hambre emocional

Algunas señales asociadas al hambre emocional que podrían ayudarte a diferenciarlo son:

  • Querer consumir alimentos asociados a ciertas emociones o experiencias pasadas.
  • Buscar alimentos concretos que nos generen sensaciones como consuelo, calma, placer… o alimentos con los que busquemos calmar emociones desagradables.

Además de esto, es probable que en estos casos apetezcan sobre todo alimentos más sabrosos o palatables y que la forma de comer sea más impulsiva.

Otros factores que pueden influir en el hambre

En cuanto a la sensación de hambre, no solamente influyen en su aparición las señales físicas o el estado de ánimo

Además de estos dos factores existen otros como el sueño, que tiende a aumentar el hambre y el apetito y a hacer que escojamos alimentos más sabrosos

También influyen en el hambre y en la saciedad ciertos medicamentos. En muchos casos tienden a aumentar la sensación de hambre y de apetito y reducir la sensación de saciedad

Por último, algunas enfermedades, texturas y sabores de ciertos alimentos, el alcohol, el estrés, y el entorno también tienen efectos en el hambre y en la saciedad.

Importancia de diferenciar entre los distintos tipos de hambre

En muchas ocasiones, tras varias horas sin ingerir alimentos, cuando llega el momento de comer podemos hacerlo con más ansia de lo normal. 

Cuando esto ocurre es común pensar que no podemos controlarnos y que comemos con ansia y tendemos a dar por hecho que estamos comiendo de manera emocional cuando es probable que realmente sea hambre fisiológica.

De la misma manera, como hablábamos en el artículo anterior, utilizar la comida como único recurso de gestión emocional no es lo más recomendable.

Por eso es importante aprender a diferenciar los distintos tipos de hambre para poder distinguir si estamos comiendo por hambre fisiológica o por hambre emocional.

De esta forma podremos disminuir el sentimiento de culpa o la sensación de pérdida de control al comer y podremos valorar si es necesario aprender a identificar las señales de hambre y saciedad y a gestionar mejor las emociones.

Si tras leer leer este artículo te sientes identificada con algún tipo de hambre y te gustaría aprender a identificar las señales de cada uno para poder mejorar tu relación con la comida no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Escrito por Paloma.

Bibliografía:

  1. https://febs.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/febs.15791 
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8280794/

Deja un comentario