Aspectos clave en un protocolo de pérdida de grasa II

Hace unas semanas os hablaba de los que, bajo mi punto de vista, eran los aspectos más importantes a la hora de llevar a cabo un protocolo de pérdida de grasa o recomposición corporal.

Hablamos de los cimientos (estilo de vida, objetivo realista y adherencia) y de los muros (balance energético, macronutrientes y micronutrientes).

En este artículo hablaremos de uno de los dos aspectos que formarán nuestro tejado. El timing nutricional.

¿Qué es el timing nutricional?

Al hablar sobre timing nutricional nos referimos a valorar en qué momento será más adecuado ingerir más o menos calorías y qué distribución de macronutrientes será la mas idónea para favorecer la consecución de nuestros objetivos. 

Para llevar a cabo una correcta distribución de la energía y macronutrientes tenemos que tener en cuenta diferentes factores:

  • calorías totales y reparto de macronutrientes
  • tipo, volumen y distribución de entrenamiento
  • periodos competitivos
  • sensaciones de la persona

Aspectos clave en un protocolo de pérdida de grasa II

Calorías totales y reparto de macronutrientes.

Lo primero que necesitamos es saber de qué cantidad de energía y de cada macronutriente (carbohidratos, proteínas y grasa) disponemos.

Tenemos que tener en cuenta que, a la hora de hacer una recomposición corporal, el balance calórico será negativo.

Por ello nuestro objetivo será distribuir la energía de la forma más eficiente con el fin de evitar la pérdida de rendimiento o la reducción de adherencia al patrón alimentario en caso de que la persona no sea deportista

En este punto buscaremos evitar la pérdida de rendimiento, mejorar la recuperación entre entrenamientos y aumentar la saciedad entre otras cosas.

Todo ello con el fin de aumentar la adherencia a la pauta y hacer que el proceso sea lo más fácil posible.

Tipo, volumen y distribución de entrenamiento.

Otro aspecto de vital importancia en personas deportistas o que realicen actividad física regularmente es tener en cuenta el tipo de entrenamiento (resistencia, fuerza, interválico…), la cantidad de entrenamiento (medido como volumen de entreno (diario, semanal, mensual)) y la distribución de este. 

Esto nos permitirá, entre otras cosas, aumentar la ingesta o disminuir la ingesta los días de entrenamiento y alrededor del mismo.

En este punto es muy importante el contacto entre el nutricionista y el preparador físico o entrenador, ya que los objetivos y las programaciones deben estar sincronizados. 

Periodos competitivos.

En el caso de trabajar con deportistas, aunque no es la mejor opción llevar a cabo una recomposición corporal durante un periodo competitivo, no siempre es posible y, en numerosas ocasiones y determinadas disciplinas como los deportes categorizados por peso, es necesario tener en cuenta cuándo hay competición.

El objetivo final de todo deportista es rendir lo mejor posible el día de la competición. De hecho muchos de ellos entrenan durante meses para un día o momento concreto.

Nuestro objetivo es garantizar que, durante la competición, el deportista esté en las mejores condiciones para rendir.

Para ello, tener esto en cuenta nos permitirá, por ejemplo, realizar una carga de hidratos de carbono para aumentar los depósitos al máximo posible y poder satisfacer todas las demandas energéticas durante la competición.

Sensaciones de la persona.

Este aspecto, a veces debido al ego profesional, se nos puede escapar y muchas veces simplemente se busca el programa estructurado que tenga en cuenta únicamente lo anterior.

Nadie sabe más sobre la persona que ella misma. Por eso es importante realizar seguimientos periódicos con el fin de identificar barreras que nos puedan alejar del objetivo.

Solo con este seguimiento podremos rectificar y realizar las modificaciones que sean necesarias para seguir por el buen camino.

Como veis, el timing nutricional depende de numerosos aspectos de los que hablábamos en el artículo anterior.

Prestar toda la atención a este aspecto sin llevar a cabo correctamente lo que hemos hablado anteriormente no nos acercará al objetivo y hará que este timing nutricional no aporte todo su potencial.

El próximo artículo de esta serie sobre recomposición corporal o pérdida de grasa tratará sobre cómo dar el broche de oro a nuestro protocolo. Hablaremos de suplementación.

Si estás interesado o interesada en recibir asesoramiento nutricional enfocado a la recomposición corporal o al deporte o tienes alguna duda respecto a esto, no dudes en contactar con nosotros.

¡Disfruta de un 10% de descuento en los productos de INFISPORT con nuestro código de descuento LEGUMA10!

¡Disfruta de un 15% de descuento en los productos de PREPERPOST con nuestro código de descuento LEGUMA15!

Escrito por Nicolás.

Deja un comentario